El programa de Always Reading se enfoca en tratar de incorporar la lectura al calendario familiar por lo menos 15 minutos al día, 3 veces por semana.

Crear el hábito de la lectura:

  1. Estudios han demostrado que leerlos a los niños en voz alta les ayuda a ser exitosos en la escuela. Hágase el hábito de leer en voz alta uno o dos libros a una hora regular diaria.
  2. Establecer rutinas familiares como leer en voz alta a diario es una buena manera de ayudar a los niños a volver a las exigencias escolares después de las fiestas.
  3. Cuando conversa con su hijo sobre las ideas o partes importantes de la historia le muestra a su hijo que es importante pensar y entender la historia. Los lectores prestan atención a lo que pasa al comienzo, al medio, y al final de la historia y esto les ayuda a darle sentido a la lectura y comprender el libro. Al final del día es un buen tiempo para hablar con su hijo sobre lo que pasó, a l medio al final del libro, puede invitar a su hijo a que le cuente qué pasó en la historia en orden, o que le cuenten lo que le pasó en su propio día.