Cómo hacerles preguntas a sus hijos sobre la historia

Al hacer preguntas comienza la conversación con su hijo sobre el libro que han leído. 

  • Haga preguntas sobre lo que ve en la página, usando palabras como QUÉ, QUIÉN, DÓNDE, CUÁNDO, PORQUÉ y CÓMO. 
  • Puede hacerle preguntas sobre lo que está pasando en las imágenes,  sobre el lugar donde ocurre la historia, sobre quienes son los personajes, o cómo se están sintiendo los personajes basado en las imágenes. También puede preguntarle a su hijo lo que cree que va a ocurrir después. Por ejemplo:
    • ¿Quién es este personaje? ¿Dónde está? ¿Cómo se está sintiendo? Me pregunto qué va a pasar después. ¿Tú que crees? 
  • Los lectores pueden hacer predicciones para hacer sentido de lo que acaban de leer. Usted puede ayudar a su hijo a hacer predicciones al tomar turnos en pensar y adivina lo que va a pasar después.
  • Haga preguntas que le interesan a usted mismo. Cuando su hijo vea que usted está interesado en hacer preguntas, él o ella también querrá hacerle preguntas sobre el libro.
  • Hacer preguntas hacer que los niños presten más atención a partes específicas de la historia. Usted puede hacer preguntas al comienzo, durante, o al final del libro. 
  • Hacer preguntas puede ayudar a los niños a pensar en lo que es real y lo que es ficción. Haga preguntas como: ¿esto podría pasar en realidad? ¿Qué está ocurriendo en esta página que debe ser ficción?

¿Por qué es importante hacer preguntas?

Hacemos preguntas para entender algo en detalle. Hacer preguntas mientras leemos en voz alta ayuda a los lectores a pensar y encender mejor el libro.

Hacerle preguntas a su hijo mientras leen tiene varios beneficios, incluyendo:

  • Los niños que aprenden a pensar sobre temas a una temprana edad a través de preguntas abiertas desarrollan las herramientas para entender mejor el mundo a su alrededor. Las preguntas abiertas no tienen respuestas correctas o incorrectas, pero ayudan a su hijo en el proceso de formular respuestas y desarrollar sus habilidades de lenguaje.
  • Hacer Preguntas también es una forma de hacer que su hijo verbaliza sus ideas. Pregúntele: “qué opinas de …?” “¿Cómo te sientes sobre..?” “¿Qué te gusta sobre…?” luego de hacerle preguntas abiertas, dele tiempo para pensar antes de responder. Los niños más jóvenes necesitan más tiempo para decidir qué decir.
  • Aprender a hacer buenas preguntas requiere práctica. Hacerle preguntas durante la lectura en voz alta ayuda a los hijos a aprender a hacer buenas preguntas.
  • Hacer preguntas va a ayudar a su hijo a desarrollar habilidades de pensar y hablar, que les ayudará a ser exitosos en la escuela.
  • Hacer preguntas les ayuda a pensar más. Hágale preguntas como: ¿Qué es lo que notas? – Sin importar donde estés – en casa, en una tienda, o en un parque.

Los niños son curiosos y están llenos de preguntas. Cuando los niños hacen preguntas, tómese el tiempo de darles respuestas informadas.