Pasar tiempo leyendo en voz alta promueve el crecimiento de un cerebro saludable. Niños a quienes les leen con más frecuencia tienen mejores aptitudes para escuchar y conocen más palabras.

Leer en voz alta tiene varios beneficios, incluyendo:

  • Leer su libro favorito en voz alta es una gran forma para que tus hijos puedan escuchar las palabras de nuevo y las practiquen.
  • Leer en voz alta es una buena manera de incluir a toda la familia en una actividad. Invite a sus familiares a que elijan sus libros favoritos para que le lean a su hijo. Luego de leerlo, conversen sobre la historia juntos.
  • Los lectores pueden resumir o explicar de qué se trata el libro. Resumir es recontar las partes más importantes de la historia o la información de un libro. Puede invitar a su hijo a que resuma o le frecuente las partes más importantes del libro que ha leído, o que haga un dibujo que muestra los personajes de la historia o donde ocurre la historia, y que se lo explique.
  • Los lectores también resumen para pensar en lo que quieren recordar. Resumir les ayuda a aprender información nueva de los libros que leen. Apuntar lo aprendido de libros ayuda a su hijo a relacionar la lectura con el aprendizaje. Después de leer en voz alta, invite a su hijo a que muestre lo que aprendió a través de dibujos con palabras que los identifiquen.